Publicidad

Pubicidad

Hubo un día 3 de Julio en años anteriores, aun cuando la crisis ya te pintaba como a pálido arco iris en mentes y alma de tus egresados, en que todavía, podíamos musitar esa universal mentira y decirte ¡FELIZ DÍA!
Ahora no cuento ni con una poética pastilla de Mejoral para que en este tu Día, en que cumples 341 años de haber sido fundada, alivies el dolor de cabeza que en el Perú significa ser Universidad:
La aborrecida hijastra de los políticos que olvidándote sacian, a como dé lugar, su hambre de ser millonarios de la noche a la mañana.
Ni pedirle a tus docentes de hoy, y a los trabajadores no docentes que no honran al lugar donde ganan, aunque sea raquítico pero su frijol, al fin y al cabo.
Asolapadas y preocupantes informaciones siguen hablando de corruptelas en departamentos académicos, facultades, escuelas profesionales, oficinas académicas, administrativas, en las aulas.
Acceder a la nota informativa y 10 fotografías en Facebook, ingresando a:
https://www.facebook.com/diariolavozdeayacucho/posts/1884024574951900

Y claro, si hasta el mismísimo exrector Humberto Hernández Arribasplata (69), junto con dos de sus cercanos funcionarios, fue sentenciado (previa captura por encontrarse requisitoriado) por el Poder Judicial en setiembre del año pasado a 04 años de pena suspendida de la libertad por la comisión del delito Contra la Administración Pública, en la modalidad de Peculado Doloso, en agravio de la Unsch.

Sólo creo, hay esperanza, en esa juventud que, como antes, como siempre hace escuchar su fuerte voz cristobalina exigiendo más rentas al Estado, responsabilidad y consecuencia a sus docentes, no corrupción administrativa y gabinetes, bibliotecas, hasta hacerse escuchar.
A ellos que no les falte una limonada del pueblo, un sánguchi (sandwich) de los padres de familia, un aliento barrial en sus duras luchas contra perdigones y gases lacrimógenos. 

No queremos todavía, la esperanza es lo último que se pierde, no debemos decirte todavía: ¡Sentido Pésame!
Luego de ese preámbulo, repasemos brevemente la historia de nuestra al máter:
La Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga (Unsch) se encuentra ubicada en esta antigua ciudad que los españoles fundaron el 29 de enero de 1539 (no el 25-abril-1,540), con el nombre de San Juan de la Frontera de Huamanga y que hoy, con el nombre de Ayacucho se conoce en todo el continente americano y el mundo porque ofrece a los residentes y visitantes un clima primaveral durante todo el año, po hallarse en un amplio valle, en la sierra sur central andina, a 2,670 m.s.n.m.
Está a 30 minutos aproximadamente en avión de la ciudad de Lima, capital del Perú y por vía terrestre, a través de la “Vía Los Libertadores Wari”, en 8 horas.
La Universidad fue fundada como "Universitas Guamangensis Sancti Christhophosi" con categoría de Real y Pontificia el 03 de Julio de 1677 por el Ilustre Obispo de la Diócesis de Huamanga, Don Cristóbal de Castilla y Zamora. La fundación fue refrendada el 21 de diciembre de 1680 por el rey de España Carlos II. Su creación también contó con la confirmación del Papa Inocencio XI, mediante Bula Pontificia.
La Unsch, con 341 años de historia, es la segunda universidad más antigua del país, luego de la Universidad Nacional mayor de San Marcos (Unmsm)
Fue clausurada después de casi 200 años de funcionamiento por presión de personas que desde un principio se declararon enemigas de la cultura, el desarrollo social y económico y pretendían conservar privilegios feudales.
Luego de engorrosos trámites burocráticos y luchas populares se logra su reapertura 80 años después, con el nombre de Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga (Unsch), por mandato de la Ley 12828, promulgada el 24 de abril de 1957, reiniciando sus labores académicas el 03 de julio de 1959, con el apoyo y la alegría de toda la comunidad ayacuchana y varios intelectuales que en esa época estaban en el gobierno.
La Unsch cuenta con 28 escuelas de formación en 12 facultades, de acuerdo con las necesidades de la región, formando profesionales poseedores de conocimientos teóricos, de experiencia práctica y de sentido social, científico y cultural.
El vienes 01 de junio último, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) otorgó a la Unsch la licencia institucional por 06 años tras verificar el cumplimiento de las Condiciones Básicas de Calidad en sus 4 locales conducentes a grado académico.
En esa línea, la Sunedu a través del licenciamiento, corroboró que la Unsch posee una oferta académica y gestión institucional acordes con la Ley Universitaria. Asimismo, identificó que cuenta con una política de calidad e investigación.
La licencia institucional, permitirá a la Unsch seguir ofreciendo 68 programas de estudios y fortalecer su presencia en las regiones Ayacucho y Cusco, en esta último con la implementación de la filial de Pichari (provincia La Convención), en beneficio de sus de 12,033 estudiantes.
La Universidad se desarrolla manteniendo una independencia concordante con la elevada misión que se impone y reconociendo como su compromiso fundamental, el servicio a la sociedad en su zona de influencia y en el país.
La acción de la Unsch se extiende a todos los sectores sociales y económicos, principalmente a las mayorías regionales y nacionales, ávidas de reivindicaciones.
Nuestra casa de estudios es un centro de investigaciones, un polo de extensión agropecuaria, educativa, comercial, artística, económica, industrial, tecnológica, científica y cultural.
La comunidad sancristobalina está convencida del fin social que su Universidad cumple en su área de influencia comprometiéndose con la investigación científica y tecnológica, difundiendo y revalorando la cultura regional y haciendo llegar sus acciones de proyección social y de extensión a los más remotos lugares y así contribuir en la búsqueda de la solución de sus problemas y convertir a esta región en un lugar de prosperidad, desarrollo, justicia y paz social.
Estos elevados principios, alejados totalmente de la mañosería política partidaria le creó enemigos internos y externos quienes cada vez que encuentran un resquicio pretenden cerrar sus puertas arguyendo inventadas justificaciones; pero en todos sus malévolos intentos de perjudicarla, empezando por atentar contra su presupuesto se vieron en la necesidad de retirar sus intenciones porque el pueblo de Huamanga aglutinado en el
Frente de Defensa del Pueblo de Ayacucho (Fredepa) desde sus años primigenios liderados por su fundador, Prof. Máximo Cárdenas Sulca (Q.E.P.D. y Q.D.D.G.) no permitió que la intervengan y menos que la recesen.
La Unsch fue el motor, el impulsor del actual privilegiado sitial que Ayacucho tiene a nivel nacional e internacional porque es un hito histórico su reapertura y funcionamiento.
Cuando se habla de nuestra ciudad es necesaria la precisión: “Antes o después de la Reapertura de la Unsch.
Querida Unsch: Los recortes sistemáticos a tu presupuesto, la satanización de que eres objeto para mantener la mala imagen que te crearon tus enemigos, el indebido aprovechamiento de tus magros ingresos por esos enemigos externos e incluso internos, la falta de vocación de servicio por parte de malos profesores y trabajadores no docentes obligaron a que nuestra computadora se niegue a escribir la mentira universal en el Perú: ¡Feliz Día!.
Pero, tú, Universidad de Huamanga, eres creación del pueblo, en su reapertura, y la población con su Fredepa que impidió te volvieran a cerrar, esa vez, por inanición económica, volverá a salir a las calles toda cuanta vez sea necesaria resguardar tu estabilidad.
Entretanto, que tus buenos docentes, no docentes y estudiantes, vayan capeando el mal temporal con un plan de extrema austeridad y buen ojo y tino para las inversiones en proyectos viables que proporcionen solvencia económica que permitan a su vez atraer calificados docentes e incrementar laboratorios, equipos, e infraestructura que permita que las tareas académicas, de investigación y proyección social se cumplan eficientemente en beneficio de la colectividad ayacuchana.
En ''La Voz'' de Ayacucho (antes “La Voz” de Huamanga), Radio y Diario, desde la Directora Aguida Valverde Gonzales; el Cofundador, exDirector y actual Sub-Director Jesús Fernando Cruz Chumbe (ambos, exalumnos cristobalinos) al igual que todos los miembros del equipo de edición del Diario (alumnos cristobalinos) y hasta el último trabajador vestimos la casaquilla de ti, Unsch.
Estuvimos ¡PRESENTES¡ y siempre a tu lado desde hace casi 55 años como Radio, sobretodo en los días -que no fueron pocos- en que el peligro se cernía sobre tu estabilidad o tu prestigio.
En esta casa que te pedimos consideres tuya, todos te deseamos que tengas hoy un Día de tranquilidad que te permita una sincera reflexión retrospectiva y sobre esa base avizorar el futuro con optimismo y seguro de mayores y mejores logros.
Los trabajadores de ''La Voz'' de Ayacucho, Diario y Radio, te reiteramos nuestro apoyo incondicional, nuestra gratitud por haber hecho de Ayacucho lo que es hoy, un pueblo culto que sabe mirar más allá de su nariz y por permitirnos avizorar el futuro con optimismo y fe en las jóvenes generaciones que hoy en tus aulas se forjan.
Aunque estos últimos meses fueron un tanto tranquilos para tu diaria labor académica y administrativa, no te engañes. Se cansaron de despotricar en todos los tonos y descansan, toman aire para volver a la carga cuando menos esperas. Así fue siempre. Así será. La inteligencia y la verdad no fueron santos de su devoción, ni para el autoritarismo, ni para el ignorantismo.
La inteligencia porque no es ni oveja, ni carnero, no sigue en manada al más fuerte o al más astuto, discierne, piensa analiza y evalúa en conclusiones irrefutables.
La verdad porque siendo hallazgo de la ciencia no permite el engaño, es enemiga de la falsedad, del engaño, de la mentira.
Y en la universidad se cultiva la inteligencia que conduce a la sabiduría y esta última permite al hombre tener carácter y personalidad insobornable, incorruptible.
Son éstas y no otras las razones por las que encarnizadamente mal informan, persiguen, clausuran a las universidades o las debilitan atentando contra su ya famélico presupuesto.
Pero esto que no ocurre sólo en el Perú hizo que en otros países las universidades se independicen de sus gobiernos y siendo autónomas se permiten forjar científicos, sociales, matemáticos, filósofos, políticos que enrumban al mundo correctamente desde la trinchera a donde sus conocimientos los lleva (no por favores políticos).
Con esfuerzo y ayuda del pueblo, confiando siempre en las fuerzas propias será difícil, pero no es imposible que se busque y se logre la autonomía económica único motor que permitirá que como en tus años aurorales de reapertura egresen de tus aulas profesionales con sólida personalidad y honesto comportamiento en todos los campos y niveles que le toque actuar.
No están lejos los días en que decir cristobalino era decir, responsable, honesto laborioso. Y por eso, tener las puertas abiertas para cubrir plazas ganando exigentes concursos públicos.
En tanto esto no se logre, querida Unsch, no está demás que se te recomiende no bajar la guardia.
Hay quienes no te quieren, tanto al interior del Claustro como fuera de él, en donde están los grandes y poderosos como pequeños y aparentemente débiles que cumplen labores de desgaste. Pero, como ya dijéramos tienes alrededor tuyo un pueblo que en gloriosas jornadas con uñas y dientes en plazas y calles asumió tu defensa y que permanece vigilante y atento a todo cuanto te concierne.
Pero como es natural en estos casos, para que este pueblo siga siendo tu escudero es imprescindible que tus tres estamentos cumplan con el pueblo:
Los estudiantes, siendo estudiosos y forjando su profesión con dedicación y mística vocación de servicio y laboriosidad.
Los docentes, reactualizando sus conocimientos y metodología, preparando sus clases, investigando, contribuyendo al mejor desarrollo de la universidad desde las aulas o los cargos administrativos y funciones de autoridad, cumpliéndolas con eficiencia y responsabilidad.
Los trabajadores no docentes, laborando con puntualidad eficiencia, identificación con la Universidad y protegiendo sus pertenencias y su patrimonio.
A tus autoridades, en la persona del rector Homero Ango Aguilar, docentes, estudiantes y trabajadores, que pasen un bonito, aunque austero 03 de Julio, y que se vengan otros muchísimos más siempre al servicio del pueblo con la sabiduría, amor a la verdad, ciencia y tecnología; día en que la gloriosa Unsch cumple 341 años de vida y celebra 61 años de feliz reapertura. Es el deseo del personal directivo, de redacción, talleres, locución, sala de audio y sonomontaje de “La Voz” de Ayacucho, Diario y Radio.
¡Gracias! Obispo Cristóbal Castilla y Zamora.
Paqarinkama, hasta mañana miércoles

Share |