Publicidad

Pubicidad

(Comp. Gráfica: Jesús Fernando Cruz Chumbe)
Este día, se oficia un acto muy conmovedor que antiguamente se llamaba el oficio de las tinieblas, que consistía en esperar la noche y de súbito entender la oscuridad en señal de universal duelo por la muerte de Jesús que acontecerá al día siguiente de la última cena del redentor con sus apóstoles. En el espacio de los templos, las velas se van apagando discretamente hasta alcanzar la totalidad de las tinieblas, que es un gesto simbólico que ritualiza la muerte de Cristo en la cruz. En ese momento se canta a capela, sin acompañamiento del clavicordio el célebre canto <Christus Factus Est> que es una letanía fúnebre por la muerte de Jesús.
La misa del JUEVES SANTO cobra singular prestancia en el calendario litúrgico del catolicismo puesto que es la primera misa de todo el año que abre la conmemoración de la Semana Santa en que Jesús a modo de despedida celebra una cena con todos sus discípulos y mora en el recuerdo de quienes vieron su pasión y entrega de la vida por todos los humanos del mundo. Esa imagen de los apóstoles cenando alrededor de Cristo se llamará entones LA ÚLTIMA CENA

Se conoce que en el resto del año, las misas dominicales reproducen el momento de ese sacrificio que hace Cristo por salvar a los hombres del pecado. Esa construcción imaginaria consagra el cuerpo y la sangre del salvador.
LAVATORIO DE LOS PIES
Se dice que antes de la santa cena, Jesús procedió a lavar los pies de los más humildes, gesto que se fue reproduciendo en la celebración del JUEVES SANTO de cada año, enfatizando en el mensaje de humildad y profundo amor por la vida y el hombre que legara Cristo a las generaciones del futuro.
Este día conocido como el primer día del triduo pascual, representa en el imaginario católico el ingreso a una trilogía de acontecimientos que así como la muerte de Jesús, caracteriza y representa la vida y el regreso del hombre crucificado, o del hombre que vencido por el sacrificio y el dolor, retorna a estar de nuevo con nosotros; como claro mensaje de esperanza aun después de la muerte. La iglesia católica en representación de la muerte de Cristo, conmemora la institución de LA EUCARISTÍA que es uno de los sacramentos de la fe cristiana que consiste en pasar al cuerpo de la persona el cuerpo de Cristo, a través de la hostia sagrada que como pan y como vino, Jesús brindara con sus apóstoles en la ya conocida ÚLTIMA CENA.
JUEVES SANTO EN AYACUCHO
La feligresía católica, y los visitantes dedican este día a recorrer la magnitud de los templos que esta vez abren sus puertas para ofrecer a los ojos visitantes toda su arquitectura, sus tronos en pan de oro, sus imágenes antiguas, sus lienzos pintados con técnicas antiguas. En este acto de fe se dice que las personas piden deseos y que en un mínimo de siete iglesias es recomendable para tener “acceso a los milagros”. No obstante ello, lo verdadero es que este paseo que hacen las personas por los diversos templos ubicados en el perímetro de la ciudad, simboliza la espera y el recogimiento espiritual por aquel día en que Jesús fortalece la esperanza humana en su paso de hombre terrenal a hombre celestial, que al final vence a la muerte y habita entre nosotros hasta que asciende a los cielos dejando su mensaje de redención.
Es costumbre que en todos los templos católicos se realicen lavados de pies. Asimismo es propicio el día para la consagración de los santos óleos y crisma. Los fieles devotos y acongojados peregrinos que vienen de lejos a visitar Ayacucho, se sobrecogen de esta tradición pascual, esperando los días sucesivos del triduo pascual. La ciudad luce amarillenta por las luces del alumbrado público nocturno, las vendedoras de manzanas ponen colorido a las calles y jirones, los estudiantes de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga en un ritual ya sempiterno elaboran bellas alfombras que servirán de homenaje al paso de las procesiones, las otras instituciones también lo hacen; y en la feria de las vianderas, cercanas a la Plaza Mayor de Huamanga, el plato tradicional que se prepara es el “chorizo” y la bebida es el “ponche de maní”.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Gente en la conversación