Publicidad

Pubicidad

CARTA ABIERTA
Huamanga, lunes 12 de setiembre de 2016
Señor: C.P.C.
Revelino Ulises Huamaní Rodríguez
Alcalde del Distrito de Carmen Alto
Pte.

De mi especial consideración:
Previo afectuoso saludo permítame quitarle unos minutos de su valioso tiempo, para reiterar lo siguiente:
Hace poco más de un año, manifesté a usted que don Agustín, una joya de la tradición viajera del arrierismo Carmenaltino, el único que a sus 85 años mantenía la tradición, aunque forzado por la edad y el desdén de las autoridades, movilizándose por la ciudad, jinete en un burrito -ya no en mula de montar, (madrina, guía o delantera) como en su juventud- pero luciendo sus lujosos aperos, montura, estribos, etc. y otro, con aperos de mula de carga.
A don Agustín, hijo de don Porfirio Pauca Garay y doña Teófila de la Cruz Ramos, ambos arrieros de renombre en su época, como sus hijos: Agustín, Edmundo, Marino, Claudia, que todavía nos acompañan y Antonio, Ignacio y Crestino, ya fallecidos; no le están dando el lugar que merece.
Con Oficio Múltiple No.55-2015-CEPCA/CD-CA invitaron a don Agustín, para participar en el “III Encuentro de Arrieros” y “II Exposición de Aperos” el sábado 5 de ese año, en su Plaza Principal.
Sin embargo, a don Agustín Pauca, le excluyeron de los beneficios de la ley “Pensión 65” aduciendo que tiene casa.
Pregunto: ¿es que alguien que fue arriero no tiene derecho a tener una casita donde repose su vejez?. Y encima a uno que orgullosamente exhibe su pasado arriero en nuestros días y nuestras calles? dándole preferencia a migrantes que por esa condición no tienen dónde vivir?. Su Concejo bien podría gestionar y enmendar ese error ante la instancia pertinente.
¿Alguna Institución estatal, provincial, distrital le hizo una distinción?
¿Le concede una propina por lo menos en Fiestas Patrias, Semana Santa o de Huamanga?. Los diplomas y oficios no se comen.
Sugerimos años antes que su Concejo Distrital organice a los arrieros sobrevivientes en una Institución y les conceda un espacio donde se mantenga un Museo permanente de los Arrieros y cuyos ingresos por derecho de visita de turistas nacionales y extranjeros, se distribuya mensualmente entre los miembros.
Creo, Sr. Alcalde, que nuestra generación y las posteriores le deben gratitud a la memoria de los legendarios arrieros y descendientes.
Atentamente
José Antonio Sulca Effio (”A.S.E.”)
NOTA DEL EDITOR GENERAL:
José, abuelo de nuestro editorialista, fue arriero y Francisco, su tío, también; asaltaron su caravana en las “cabezadas” de Ica y lo asesinaron, cuando transportaba libras de oro, ocultas en sacos de maíz.
Mariano Concepción Mendoza Tueros, huancavelicano, tatarabuelo del cofundador y actual subdirector de este Diario (Jesús Fernando Cruz Chumbe) fue también destacado arriero y Prefecto de Huancavelica

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Gente en la conversación

Cargar Comentarios Previos