Publicidad

Pubicidad

¿Sabía que el jueves 01 de setiembre se inició en el Perú la “Semana de la Educación Vial? ¿No cree Ud. que esa tarea debe ser permanente y que es responsabilidad de toda la colectividad? Bueno, nosotros creemos que sí y por eso lo trataremos detenidamente empezando por saber en qué consiste.Entendemos por educación vial a la que se basa en la enseñanza de hábitos y prácticas que tienen como objetivo principal la protección y cuidado de los individuos en la vía pública, para evitar accidentes y siniestros que suceden a diario en calles y carreteras. Este objetivo principalmente está relacionado con el tránsito adecuado de los diferentes vehículos, del manejo de los mismos frente a la presencia de fenómenos específicos, hechos imprevistos, y del cuidado primordial del bienestar del transeúnte y los pasajeros.

La educación vial tiene como principal tarea, organizar y ordenar no sólo el tránsito vehicular sino también aportar las herramientas para que las muertes a causa de accidentes que involucran vehículos disminuyan, asegurando así su bienestar a toda la población.
La educación vial se basa en dar buenos conocimientos teóricos y prácticos para el correcto manejo de estos vehículos, por ejemplo el modo de actuar en determinadas situaciones y las reglas a seguir en casos específicos (utilizar el cinturón de seguridad, respetar los semáforos, dar paso a los peatones, etc.).
Al mismo tiempo, la educación vial debe contar con herramientas prácticas que sirvan para agregar mayor información: carteles, signos y símbolos dispuestos a lo largo de las calles, carreteras o vías de transporte: avisos, prohibiciones, advertencias. Hay una gran variedad de símbolos y carteles que se utilizan en este tipo de educación y la mayoría de ellos en colores llamativos.
El tránsito de vehículos y todo el ambiente circulatorio, además de progreso, rapidez y comodidad de las personas que manejan los vehículos y los que están en contacto con ellos, genera problemas, el principal los accidentes de tráfico, siendo el factor humano el principal causante.
Para solucionar este problema de salud y bienestar público, una de las líneas de actuación imprescindible es la formación de VALORES VIALES en los ciudadanos, algo más que el conocimiento de normas y señales de circulación que se consigue con EDUCACIÓN VIAL, el mejor camino para la formación de una responsable conciencia vial.
Dicho de otro modo, la educación debe desarrollar en el ciudadano, en su condición de conductor, pasajero o peatón:
- las aptitudes, destrezas, hábitos,
- el interés necesario para que disponga de mayor pericia, conocimiento, equilibrio mental en casos imprevistos que demandan rapidez de reacción;
- el poder actuar de manera inteligente y razonable; comprenda y respete las leyes, reglamentos y normas vigentes de tránsito y transporte terrestre y así contribuir a la a prevención para evitar accidentes viales.
Equivocadamente se cree que la educación vial debe circunscribirse a la escuela primaria; que enseñando a los niños las señales de tráfico y algunas normas para circular, de mayores las aplicarán y la respetarán. Los hechos demuestran que eso es insuficiente.
El hecho de saber algo no implica necesariamente hacerlo. Y es por ello que en otras ciudades con visión funcionan Escuelas de Educación Vial de planes y programas elaborados por competencias.
Una COMPETENCIA es un conjunto de conductas demostradas en un contexto. No se trata de una conducta aislada, sino de una suma de conductas relacionadas entre sí, que siguen un mismo patrón y que permiten a la persona tener un comportamiento eficaz la programación se compone de Informaciones y conceptos, habilidades y sobre todo la trasmisión de valores y actitudes, relacionados con la SEGURIDAD VIAL.
El itinerario educativo es integral y con él se responde a las siguientes preguntas:
¿Qué, cómo y cuándo educar en seguridad vial?.
En tanto que no dispongamos de esas escuelas es bueno que nos concienticemos que la educación vial es responsabilidad general y que debe impartirse todos los días en el hogar, las instituciones educativas de todos los niveles, los medios de comunicación masiva, las instituciones culturales, particulares y estatales, municipalidades, etc.
Una tarea compleja como la Seguridad Vial no puede encargarse sólo a las escuelas, ni durar sólo un día o una semana.
Paqarinkama, hasta mañana domingo
(Fotografía:: “Motocarga” imprudente en la Av.
Pérez de Cuellar-Huamanga: Diario “La Voz” de Ayacucho)

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Gente en la conversación

Cargar Comentarios Previos