Publicidad

Pubicidad

En nuestra columna editorial del viernes 08 de julio último (que se ilustra con la “patadita de Alan García a un compañero) desmenuzamos ese defecto que, incluso, la religión lo califica como un pecado capital, por tanto lo premia con una permanencia eterna en el infierno. Conozcamos ahora al Político y al “político” que se dan el lujo de ser rabiosamente soberbios.

1.- QUIÉN ES UN POLÍTICO
Un político es una persona que se dedica a realizar actividades en esa especialidad. Existen varias opiniones para tipificarlo:
a.- En primer lugar se refiere a personas vinculadas a la administración pública, se considera que un político es toda persona afiliada a un partido político y que fue elegido o nombrado para tareas asociadas a organismos, asociaciones o instituciones públicas.
b.- En segundo lugar un político puede referirse a cualquier persona afiliada a una asociación o grupo que desarrolle actividad partidaria, con independencia de si ostenta algún cargo público.
En la mayoría de países el ordenamiento jurídico considera a los políticos elegidos o nombrados como representantes del pueblo en el mantenimiento, la gestión y administración de los recursos públicos.
Dicho ordenamiento considera que un político debe velar por el interés general de los ciudadanos y mantenerse dentro de una ética profesional de servicio al pueblo y no hacia sí mismo.
La corrupción, la demagogia, el sectarismo y la incompetencia son males que afectan en mayor o menor medida a la clase política de la mayoría de países.
Ad portas del pleno carnaval electoral, es bueno reconocer en quien es quien en cada uno de esos campos negativos y perniciosos.
1.- UN BUEN POLÍTICO
Es un miembro formalmente reconocido y activo de un gobierno, o una persona que ejerce influencia sobre el modo en como una sociedad es regida, por medio de conocimiento sobre las dinámicas sociales y el ejercicio del poder. Esto incluye a las personas que ostentan cargos con poder de decisión en el gobierno, y a aquellas que buscan obtener tales posiciones, mediante elecciones o por designación o nombramiento, o a través de una revolución, golpe de Estado o fraude electoral.
2.- REQUISITOS PARA SER UN BUEN POLÍTICO
Para ocupar un cargo de político, como puede ser concejal, alcalde, congresista, senador, ministro, presidente del gobierno regional, debe ser requisito haber seguido estudios universitarios en cualquier especialidad afín a la política, y si es en este campo, mucho mejor.
Para ser miembro del Gobierno se requiere ser peruano, mayor de edad, disfrutar de los derechos de sufragio activo y pasivo, así como no estar inhabilitado para ejercer empleo o cargo público por sentencia judicial o inhabilitado por el organismo electoral por mentiroso.
Un buen político tiene vocación de servicio al pueblo, es honesto, enemigo de la mentira, la corrupción y del enriquecimiento ilícito
Conoce la realidad nacional y la problemática local y tiene capacidad para plantear las soluciones más viables
3.- SOBERBIA Y POLÍTICA
Habiendo conocido a ambos en notas editoriales anteriores es bueno que las relacionemos pero para eso nos valemos de extraordinarios pensadores cuya opinión es admirada y respetada en el mundo entero:
LUTERO, MARTIN: "Tengo tres perros peligrosos: la ingratitud, la soberbia y la envidia. Cuando muerden dejan una herida profunda"
VALÉRY, PAUL: "La política fue en principio el arte de impedir a la gente meterse en lo que le importaba. En una época posterior agregósele el arte de comprometer a la gente a decidir sobre lo que no entiende"
PELLICO, SILVIO: "Exigir a los progenitores, para respetarlos, que estén libres de defecto y que sean la perfección de la humanidad es soberbia e injusticia"
GEIBEL, E.: "¿Necesidad? Palabra cómoda con que el culpable se quita de encima la culpa, para arrojar en el vacío toda soberbia y traición"
AUREVILLY, JULES B.: "Los enamorados de la verdad y los enamorados de la belleza prescinden de la política, de la misma manera que la política prescinde de la belleza y de la verdad"
SAN BERNARDO DE CLARAVAL: "El desconocimiento propio genera soberbia; pero el desconocimiento de Dios genera desesperación"
ARISTÓTELES: "Todos los gobiernos mueren por la soberbia de sus principios"
KÄSTNER, ERICH: "Uno puede apoyarse sobre su puesto, pero no sentarse en él"
PI Y MARGALL, FRANCISCO: "Las convicciones políticas son como la virginidad: una vez perdida ya no se recupera”
Paqarinkama, hasta mañana jueves.
(Fotografìa:colombiaopina.wordpress.com)

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Gente en la conversación

Cargar Comentarios Previos