Publicidad

Pubicidad

La característica idiosincrasia provinciana tan apegada a las "bolas", el chisme, los conflictos domésticos, creó en periodistas y escritores y un camino fácil de entender y justificar rezagos de la mentalidad colonialista, la hispana.

Por anterior encargo especial del compañero “león” Julio Ponce Albornoz, tuvimos el cuidado de hacer un sondeo en los medios de Lima y locales sobre el tratamiento que recibiría en HUAMANGA el día consignado para reflexionar sobre la familia. Con decirles que el resultado fue decepcionante es mucho halago. Salvo nuestro Diario ningún otro lo tocó. La nota editorial nos la guardamos para hoy Sábado 03 porque la atención del público estuvo bien centrada en trascendentales casos de corrupción como el caso de “las libretitas de Nadine” y “los narco-indultos de Alan”.

El quechua por su propio peso y cualidades resistió 480 años de todo intento de desaparecerlo culpándolo, sin ninguna razón, del subdesarrollo en que se debate el Perú.

Cuando el periodismo era ejercido por periodistas y se le llamaba y temía por ser el 4to. Poder del Estado y lógicamente el Periodista era todo una personalidad, por su amplia cultura, su vocación de servicio, y al menos "decente" remuneración económica un ‘‘Día del Periodista’’ se justificaba.

Este Diario considera que es su deber ilustrar a los lectores sobre temas controvertidos y actuales porque su desconocimiento puede conducirlo a tomar decisiones equivocadas. La pena de muerte es uno de esos temas.

Aun conscientes de que es un acto de inmodestia hablar de sí mismo le pedimos permiso, lector amable, para ocuparnos un poquito de aquello que puede ser, de acuerdo a quien ejerce el periodismo, ''el más noble de los oficio o la más vil de las profesiones''.

En nuestra edición anterior comentábamos porqué el “Día de la Peruanidad” debía conmemorarse el 31 de octubre, o sea un día como hoy. Conozcamos al culpable.

Adiós pueblo de Ayacucho
Perlaschallay
Ripuqtaña qawariway
Perlaschallay
Pero amam waqankichu
Perlaschallay
Ripuqtaña qawawaspa (bis)

“CHOBI”:
Hoy se cumplen exactamente siete años del viaje sin retorno que emprendiste. Hoy estaremos presentes en la Misa de Honras que se oficiará por tu eterno descanso.
Antes, permíteme escribir lo siguiente:

Lima, lo confe-samos hidalgamente, no es una santa de nuestra devoción; que si desde hace 20 años pasamos los veranos allá es porque no podemos evitarlo: la salud y la vida nos obligan a soportarla. Pero no por eso vamos a dejar de lado nuestra admiración y cariño a su hijo: el vals criollo.

El fútbol a nuestro criterio, no es más que  un deporte en el que dos equipos compuestos por once jugadores se enfrentan entre sí. Cada equipo, que dispone de diez jugadores que se mueven por el campo y de un portero (también conocido como arquero o guardameta), tratará de lograr que la pelota ingrese en el arco (portería) del equipo rival, respetando diversas reglas. De allí que a quienes lo practican lo deifiquen por complicidad o ignorancia es otra cosa que indigna.

Con este Día en el calendario culinario sólo falta en Ayacucho que se declare al 29 de Febrero “Día del Puka Picante”.

En el Perú, el 3er. domingo de setiembre y a nivel internacional el 16 de mayo, es un Día para reflexionar sobre la familia; reflexionar, no tomándolo como pretexto, celebrarlo vociferando en medio de un mar de cervezas y piscos.

En este Cultural Diario y Radio creemos que no son pocos los que pueden precisar qué es una familia y muchos,  los que no conocen cómo y cuándo se formó la familia y tampoco tienen idea de su desarrollo y evolución.

Desde los 7 años en que la Escuelita Sucre te aplaudiera cuando hacías llorar a tu arpa, luego esta tu tierra (madrastra de sus hijos pero dadivosa madre de extraños), después, este tu país, (desdeñoso de sus raíces andinas pero adorador de lo hispano o gringo), y finalmente, el mundo culto, que ama la música, que no te mezquinó su rendida admiración, hasta que un 23 de octubre del 2009, cuando contabas con 91 años de edad, partiste a la eternidad, no dejaron de aplaudirte, aunque sea, así, de lejitos, como no queriendo teñirse con la humildad de un “instrumento musical de indios” al que tú con tus conciertos le abriste puertas de palacios, cortes, grandes teatros y pusiste PERÚ en boca y corazón de todos los que admiran la genialidad musical de los artistas populares peruanos.

¿Sabía que antes de ayer martes 01 de setiembre se inició en el Perú la “Semana de la Educación Vial?

¿No cree Ud. que esa tarea debe ser permanente y que es responsabilidad de toda la colectividad?
Bueno, nosotros creemos que sí y por eso lo trataremos detenidamente empezando por saber en qué consiste.
Entendemos por educación vial a la que se basa en la enseñanza de hábitos y prácticas que tienen como objetivo principal la protección y cuidado de los individuos en la vía pública, para evitar accidentes y siniestros que suceden a diario en calles y carreteras. Este objetivo principalmente está relacionado con el tránsito adecuado de los diferentes vehículos, del manejo de los mismos frente a la presencia de fenómenos específicos, hechos imprevistos, y del cuidado primordial del bienestar del transeúnte y los pasajeros.

La característica idiosincrasia provinciana tan apegada a las "bolas", el chisme, los conflictos domésticos, creó en periodistas y escritores y un camino fácil de entender y justificar rezagos de la mentalidad colonialista, la hispana.

En nuestra edición del jueves último (27 de agosto), nos atrevimos a dejar por sentada nuestra opinión sobre el periodismo, oficio o profesión, de acuerdo a cómo se le ejerce. Lo hicimos con la mejor intención de encuadrar la labor informativa dentro de lo correcto, noble, justo y siempre al lado del pueblo cuyas causas populares estamos obligados a servir por justas, porque somos parte de él, porque nos desenvolvemos dentro de él y son los hombres del pueblo quienes adquiriendo nuestros ejemplares ayudan a sostenernos.

Desde que un 04 de octubre de 1823 circulara aquí en Huamanga el primer impreso: "LA AURORA AUSTRAL", transcurrieron 192 años.

En ese período brillaron por sus ideas, por su estilo, por su devoción a la verdad y a la información, al comentario, a la crítica y a la correcta orientación de la opinión pública, un conjunto de hombres que hicieron de la pluma un instrumento de trabajo o de lucha en la consecución de altos ideales patrióticos.